How to get away with murder y el peligroso juego de defender a un asesino

How to get away with murder y el peligroso juego de defender a un asesino

La figura del abogado es recurrente en películas y series, normalmente como salvador o como persona sin escrúpulos, en ambos casos siempre dispuestos a ganar su caso. En How to get away with murder (Cómo defender a un asesino en español) saben explotar muy bien estas características, jugando con la ética y la veracidad que se dan en un juicio. Con varias nominaciones y premios a sus espaldas, ¿por qué ha tenido tanto éxito, realmente es tan buena? Intentaré responder a ello en esta entrada y, tranquilos, avisando de los spoilers.

Todos los protagonistas reunidos. ¿Quién miente (más)?

La serie de ABC, producida por Shonda Rhimes (Anatomía de Grey, Scandal), sigue la resolución de un caso que afecta directamente a nuestros protagonistas, un grupo de estudiantes de derecho y una de sus profesoras. Viola Davis (La duda, Criadas y señoras) interpreta magistralmente a Annalise Keating, la implacable profesora de derecho penal que escogerá a los alumnos más aventajados para que la ayuden a resolver distintos casos y así aprender el oficio de primera mano. No se puede negar que, desde el primer momento, la serie llega a enganchar, sorprendiendo siempre con los giros al final de cada episodio. La resolución del caso principal, la suerte que correrán sus protagonistas y descubrir quién está mintiendo son los atractivos fundamentales.

Los personajes principales son un grupo a priori variado, pero formado casi en exclusiva por personas de la alta sociedad, con el punto común de que todos verán cómo sus valores e ideales son puestos en tela de juicio. ¿Se puede defender a un asesino? podría considerarse la idea principal de How to get away with murder. Pero la respuesta tendrá que decidirla el espectador mientras se sumerge en un entramado de problemas judiciales, viendo cómo son acusados y defendidos una sucesión de presuntos implicados en diferentes casos, algunos de ellos muy jugosos. No solo se habla de asesinato, el adulterio es otro eje central que sustenta el drama, que también tocará asuntos tan delicados como la violación, el abuso de distintas formas o la pederastia. Si bien es cierto que tampoco profundiza en exceso, da lugar a la reflexión tanto del espectador como sobre todo de los propios protagonistas, que sufren una evolución notable a lo largo de la temporada. Si caen bien o mal, eso depende de cada uno, pero desde luego resultan convincentes y fascinantes, en especial la retorcida personalidad de Annalise.

Annalise Keating (Viola Davis) te mira sabiendo que no eres rival para ella

Sin embargo al final de sus quince episodios nos dejan agujeros, como SPOILER: ¿por qué la hermana de Sam desaparece sin más? Lo mismo sucede con la madre de Annalise, un personaje muy interesante que podría haber dado más juego. FIN DEL SPOILER. Está claro que algunas incógnitas se dejan en el aire con la intención de resolverlas en su segunda temporada –ya confirmada-, que tendrá mucho que contar tras el revelador final que ha tenido. En cuanto a los aspectos técnicos, presenta una atmósfera oscura con colores generalmente fríos. La música enérgica, cargada de ritmo, es un acompañamiento perfecto y funciona de maravilla. Sin embargo abusan de los flashbacks, secuencias aceleradas y cortes excesivamente rápidos de planos muy cortos, llegando a resultar cargante.

Pero, a pesar de sus fallos y múltiples excesos, How to get away with murder –sin ser sobresaliente- es una serie entretenida que engancha y convence. Esperemos que su segunda temporada siga y mejore el camino que se ha trazado.

Acerca de Elena Crimental

Nuestras vidas son como series ya que todos somos historias al final, así que mejor hacer una buena.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>